Saltar al contenido
Mapa turistico

Mapa turístico Andorra

Rate this post

Que no te engañe el tamaño del Principado de Andorra. Que sea un país más pequeño que Madrid y que su población apenas sea un 2,5% de esta ciudad, no disminuye en nada los maravillosos atractivos que Andorra tiene para ofrecer. Escondido en la majestuosa cordillera del Pirineo entre España y Francia, es una nación llena de hermosísimos lugares turísticos, interesantes actividades y una antiquísima historia que recibe a sus habitantes tanto en verano como en invierno. De hecho, el turismo es la industria por excelencia de este microestado, desconocido y pobre hasta mediados del siglo XX pero que ahora ostenta el honor de ser uno de los países con mayor calidad de vida.

Mapa turístico Andorra

La naturaleza fue generosa con la zona en la que se encuentra Andorra. Su clima mediterráneo y oceánico de alta montaña permite que los propios y extraños puedan disfrutar de agradables temperaturas casi todo el año, las cuales rondan entre los 10º y 25º C durante varios meses. En diciembre, las bajas temperaturas, unos -2,5ºC, son aprovechadas para deportes de inviernos en las blancas cumbres del país. Eso sí, en otoño las lluvias suelen ser abundantes y estar presentes en casi toda la estación. Otra maravilla natural de Andorra son sus frondosos bosques pinos, robles y encinas que ocupan dos quintas partes de su territorio.

Mapa turistico de Andorra

Otro dato interesante de Andorra es su cultura de origen catalán. El origen de su población, su idioma, música, danza y otras manifestaciones culturales provienen de la tradición de Cataluña. Por este motivo, Andorra ha contribuido de forma significativa a preservar el patrimonio catalán. En el país también se hablan el español, el francés y el portugués. Los dos últimos idiomas solo lo hablan pequeñas minorías. Sin embargo, Andorra es mucho más antigua y sus raíces históricas llegan hasta la temprana Edad Media. Aunque hay leyendas que señalan a Carlomagno como fundador de la ciudad en agradecimiento por su lucha contra los moros, pero en realidad, documentos históricos indican que fue creada por el emperador carolingio, Carlos el Calvo. Ya en el siglo XIII se firmó un pacto de cogobernabilidad que dio inicio al principado de Andorra: un gobierno entre el obispo de Urgel y el jefe de gobierno francés. Esta forma de gobierno pervive hasta la actualidad.

Aunque no es parte de la Unión Europea, su posición estratégica entre España y Francia y su pequeño tamaño, utiliza de hecho el euro para sus transacciones. Aunque ha disminuido sensiblemente su condición de paraíso fiscal, gracias a las presiones internacionales, aún posee pocos impuestos respecto a los países que lo rodean. A pesar de todos sus atractivos, el principado de Andorra es prácticamente desconocido para el resto de la comunidad europea, ya que los 10 millones de turistas que lo visitan anualmente provienen básicamente de España y Francia. Por esta razón, presentamos algunos eventos y sitios de interés turísticos que hacen de Andorra un país excelente para visitar.

Atractivos naturales

La naturaleza de andorrana está signada por sus montañas y bosques. De hecho, posee tres parques naturales de los cuales uno de ellos, el valle de Madriu-Perafita-Claror, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y se extiende por unas 40.000 hectáreas en el que residen animales tan curiosos y majestuosos como osos, lobos, caballos salvajes y águilas reales, además de buitres, zorros y lagartos. Sin embargo, no es el único parque natural, también están el Valle de Sorteny y Valles del Comapedrosa.

Arquitectura medieval y renacentista

El testimonio más palpable de la herencia histórica de Andorra son sus antiquísimas edificaciones, casi todas religiosas como iglesia y ermitas, que han sobrevivido a los siglos y al deterioro de los elementos. Por ejemplo, una de las más antiguas, se cree que data del siglo X, es la iglesia de Sant Romà dels Vilars de estilo prerrománico, ubicada en la parroquia Escaldes-Engordany. Del siglo XI continúan en pie la iglesia prerrománica de Santa Coloma y la iglesia románica de San Sernín. Otras estructuras son la Iglesia de San Román de estilo románico lombrado, la iglesia de San Miguel de Engolasters, el puente de la Margineda que es el puente medieval andorrano más grande de los que se conservan, el museo de etnología Casa Rull, el museo Casa de Areny-Plandolit, entre otros.

Deportes invernales

La aventura, el senderismo, los deportes de montaña son parte de las actividades turísticas del país. Pero, una vez llegada las nieves, el país es ideal para deportes como el esquí, snowboard, Freestyle, motos de nieve, etc. Los resorts invernales más grandes y atrayentes son el Vallnord, el Soldeu y el Grandvalira. El primero está formado por dos estaciones de esquí unidas entre sí, conservando la individualidad de cada centro. Por este motivo, las pistas de este dinámico deporte se extienden por 93 kilómetros. Por su parte, el Grandvalira posee actividades tanto veraniegas como invernales, además de golf, restaurantes y un cómodo refugio en el que se puede pernoctar. Para los tres es posible reservar desde la página web de cada uno.

Gastronomía

La estrecha relación con Francia y España, especialmente con Cataluña, influenció fuertemente diversos aspectos culturales, entre ellos, la comida tradicional. El plato andorrano representativo es la Escudella, un copioso guiso de verduras, carnes y leguminosas como garbanzos y judías blancas. Hay quienes agregan pastas. Son apreciadas las carnes de jabalí y liebre y los peces que se consumen son especies de ríos. Como se observa, la gastronomía andorrana es típica de su geografía montañosa.

Experiencia comercial

Debido a que es un país libre de impuestos, Andorra atrae a miles de compadrares que aprovechan de adquirir una gran cantidad de objetos, incluyendo marcas lujosas a precios increíbles para el resto de Europa, aun agregando el gasto del viaje que se debe hacer para visitar el país. Por esta razón, andorra es como un gran centro comercial en el que hay miles de tiendas departamentales, comercios, boutiques e hipermercados. Es posible comprar objetos como perfumes, cosméticos, alcohol y tabaco.

Otras experiencias interesantes son el Iglu Hotel con habitaciones hechas completamente de hielo y que posee un restaurante, spa y salas de estar. La vibrante vida nocturna se distribuye entre animados pubs, bares, discotecas en la capital, Andorra La Vieja.